Video + historia: Vida en el Sunny Coast, Australia

Tal vez algunas de ustedes se han preguntado ¿por qué en Dkoko, una marca de Costa Rica, tenemos tantas fotos e historias en Australia?

Para las que no conocen mucho acerca de quienes estamos detrás de la marca, les cuento que somos dos socias. Verónica vive en Santa Teresa, un paraíso tropical en el pacífico central de Costa Rica; y yo dejé mi amado país hace ya tres años y medio, para venirme a vivir al Sunshine Coast, una cuidad en la costa este de Australia.

Aquí en Australia la vida es buena y tranquila. No es de extrañar que llamen a este lugar de nuestro planeta “el país con suerte”. La mayoría de las personas vivimos cerca de la playa, y yo tengo la dicha de vivir a unas pocas cuadras del mar.

Australia es famoso por tener animales únicos. Pero también tiene increíbles plantas que se han adaptado al clima particular de esta isla gigante ubicada entre el Pacífico y Océano Indico. Cuando llueve los eucaliptos llenan el aire de un aroma fresco y sus flores pintan el paisaje con las más hermosas flores de goma rosadas (o gum nut flowers como les dicen aquí). Las playas tienen el agua más clara, arena blanca, y piedras intercaladas por árboles de banksias desde donde cantan dulcemente pájaros multicolores.

Surfing at the Sunny Coast with Tia & Rommie

El Sunshine Coast tiene todo tipo de olas: beachbreaks, puntos con piedras, y olas más tubulares que funcionan cuando llegan oleajes grandes; pero es particularmente famoso por sus olas perfectas para practicar tabla larga.

Yo nunca en mi vida había tocado una tabla larga hasta que me vine a vivir aquí. Recuerdo que la primera vez que vine a visitar a mi novio australiano, él me tenía de regalo una tabla de 8 pies. En ese momento yo no entendía para qué me daba esa tabla que yo no podía ni mover. De hecho me tomó varios años tomarle cariño y entender la felicidad que una tabla más larga nos da al permitirnos surfear y divertirnos aunque el oleaje esté pequeño.

Aquí en Australia, los vientos cambian bastante en cada época del año, por lo que la playa con mejores olas cambia dependiendo de cómo esté el viento ese día. La playa más cerca de mi casa es un beachbreak muy consistente, sin embargo necesita vientos suaves o del oeste para que tenga buenas olas. Cuando el viento sopla desde el sur hay que buscar lugares más protegidos y es cuando todos los puntos empiezan a funcionar.

A unos 5 minutos manejando hay un punto muy famoso para deslizarse en tabla larga conocido como “el Bluff”. El Bluff es una de mis olas favoritas porque es suave, larga y perfecta. Cuando hay oleajes grandes es una ola increíble para tabla pequeña, y es aquí donde he agarrado las mejores olas, en esos días perfectos que quedan guardados en la memoria para siempre.

Desde las primeras veces que surfié en el Bluff hace unos cuatro años, me acuerdo haber visto a Tia Coulter deslizándose ágilmente como una bailarina en el agua. En eso Tia debía de tener sólo 12 años. Tia es parte de una familia de surfistas cuyo punto favorito es el Bluff, por lo que es común ver a Tia surfeando al lado de su abuela, su abuelo, su mamá y su hermano, quienes son todos amantes del mar y excelentes surfistas.

En esta etapa de mi vida ya no surfeo tan frecuentemente y por tantas horas como lo hacía hace unos años. Pero surfear me sigue llenando de la misma energía y felicidad que me ha dado siempre. Es por esto que intento encontrar tiempo para esta pasión entre mis responsabilidades de trabajo y madre.

Una de las cosas que me ha ayudado a seguir surfeando siendo mamá es Surfing Mums Australia. Surfing Mums son grupos organizados de mamás surfistas que se reúnen cada semana en diferentes playas, compartiendo y ayudándose para poder hacer lo que nos hace tan felices.

He ido a este grupo desde que mi hijo tenía 6 meses (hace más de dos años ya) y creo que es una increíble idea que debería replicarse en otros países como Costa Rica.

En Surfing Mums tanto mi hijo como yo hemos hecho buenos amigos. Rommie Beck es la organizadora de nuestro grupo local y es de mis personas favoritas aquí en Australia.

Rommie es de esas personas únicas que siempre está feliz y lista para ir al agua sin importar como están las condiciones. No importa si está frío, con viento, con olas grandes o pequeñas, Rommie siempre está en la playa con una sonrisa.

Nosotras surfeando en el Bluff y Rommie lista para agarrar una ola

La semana pasada fui a surfear con Tia y Rommie en un par de puntos de nuestro barrio. Primero fuimos al Bluff. Justo había llovido mucho el día anterior, entonces a diferencia de como está normalmente, el agua se puso color chocolate, pero las olas estaban tan divertidas como siempre. Luego fuimos al final de la playa donde vivimos, donde hay un parque hermoso con piedras, árboles de casuarinas y un faro. Ahí surfeamos otro punto que le dicen Carties que estaba pequeño pero con agua clara y poca gente.

Carties es un punto que se pone muy bueno con más oleaje, pero ese día no tuvimos mucha suerte. De todas maneras surfeamos por horas entre ambos puntos sin darnos cuenta, porque como dicen: las horas vuelan cuando uno está pasándola bien.

Mi talentosa amiga Lucia Santiago filmó este video donde pueden ver como es un día aquí donde vivimos, en el Sunshine Coast de Australia. Ahora lo veo y pienso: de verdad que vivimos en un lugar hermoso.

Surfeando en Australia con las chicas y nuestros bikinis para surf Dkoko

Video por Lucia Santiago.

Fotos por Tracy Naughton.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados.